viernes, 31 de mayo de 2013

Para los que fueron..ellos ya saben quien son



Si algo tengo claro es que habéis jugado al paddle con mi corazoncito. Os aprovechasteis hasta dejarlo roto y vulnerable. Habéis hecho que tenga que recolocar el elenco de personajes de la película de mi vida, mientras unos se ganaban un papel más importante por obsequiarme con bandas sonoras de risas infantiles a otros personajes los he tenido que guardar en una cajita. La cajita donde se guardan las cosas inservibles que más tarde van a ocupar un lugar insulso en el trastero de tu vida.  En este caso decidí darles otro lugar, el trastero es un sitio muy propenso para que una tarde de nostalgia recordando tiempos pasados la cajita se abra, y no quiero que exista la mas mínima oportunidad.
Así que un día, armada de valor, cogí la cajita y la lance con ganas al contenedor de la basura, a la del reciclaje, no me gusta que por mi decisión mis cosas inservibles se queden en eso.. en inservibles, así pueden tomar otros usos, otras vidas, mejores o peores que lo que tenían, pero ya lejos de mi corazón, de mi casa y de mi gente.
Paso el tiempo y la coraza de hierro que encargue hacer para mi corazoncito ya estaba terminada. Mientras la probaba me di cuenta de una cosa, ahora podría abrir la puerta a la gente que me quiere por ser como soy y echar la Berja cuando algún figurante/a se acercara  a mi para mirarme por encima del hombro o fanfarronear.
Los acontecimientos de mi vida, las circunstancias, las experiencias personales me han traído hasta el momento actual, hasta mi misma, hasta ser como soy y rodearme de la gente que me rodeo, así que no puedo, ni creo q debo renunciar a nada. Pero aprendí, aprendí a creer solo lo que veo, a intentar no juzgar lo que solo escucho, a luchar por lo que siento y a cuidar a los que quiero.
Ya no hay dolor, ya paso el tiempo, ya tengo mi armadura de hierro para mi corazoncito instalada, ya se cayeron todas las mascaras, y lo mas importante, en el deposito de mi alma ya ninguna lagrima recuerda vuestros nombres.. quizá fuisteis, pero ya no sois.
Y es que el tiempo recompone, cura, enseña, descubre, ordena, el tiempo ayuda y con el aprendes. Ya no queda rencor, pero si memoria, necesaria además, los errores del pasado no deben de volver a cometerse en el futuro.
Yo ya estoy en mi sitio, con los míos, con los que quiero, con los que me quieren, con los que merezco y los que me merecen, viviendo, compartiendo, sintiendo, riendo, ahora ya si.. A Mi Manera..

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada